Comparte esta publicación

Última modificación: 18/10/2017 04:13 pm

Segunda cohorte del diplomado en comprensión de riesgos y reducción de desastres

Segunda cohorte del diplomado en comprensión de riesgos y reducción de desastres
Oficiales Profesionales se forman en Uniquindío
 
Por: Alejandro Herrera Uribe
Proyecto Cultural, Ingeniería 
 
En el auditorio Fabio Arias Vélez de la facultad de Ingeniería y como parte de la política de relacionamiento con diferentes sectores de la comunidad y el Estado, que impulsa la Vicerrectoría de Extensión y Desarrollo Social, en conjunto con el programa de Ingeniería Civil y el Ejército Nacional, se realizó el lanzamiento y primera sesión del Segundo Diplomado Intermedio del Proyecto Piloto de los Oficiales Profesionales, orientado a la comprensión de los factores que componen los escenarios de riesgo, en el marco de la nueva vocación de las Fuerzas Armadas colombianas, de cara al post-acuerdo y en coherencia con la política nacional de Reducción de Riesgos de Desastres.
 
El evento fue instalado por el Vicerrector encargado de Extensión y Desarrollo Social, ingeniero Leonardo Cano Saldaña en compañía del director del programa de Ingeniería Civil, Ingeniero Carlos Arturo García Ocampo; el coronel Mauricio García Hillon, Jefe de Estado Mayor y segundo comandante de la Octava Brigada del Ejército Nacional y el coronel Darío Arango Junca, coordinador de instituciones de educación superior para la reducción de riesgos de desastres, de la Red Universitaria de Latinoamérica y el Caribe para la Reducción de Riesgo de Desastres, Redulac, con la presencia del director ejecutivo de la Red de Universitarios Redulac, ingeniero Luis Carlos Martínez Medina, quien ofició como uno de los conferencistas orientadores. 
 
En calidad de estudiantes de este programa de Educación Continuada de la Universidad del Quindío, impulsado en la modalidad de extensión solidaria desde la Vicerrectoría y la facultad de Ingeniería, se contó con la presencia de integrantes de los tres batallones adscritos a la Octava Brigada y de oficiales profesionales de la reserva. Cabe destacar que dentro de los actos protocolarios se rindió tributo, con un minuto de silencio, a los soldados caídos en el cumplimento del deber y en memoria del capitán de la reserva Gonzalo Barreneche Botero, integrante del primer diplomado en gestión de riesgo, asesinado en la ciudad de Manizales. 
 
Una alianza estratégica por la región y el país  
 
El lanzamiento de esta segunda cohorte del diplomado fue la ocasión para presentar los resultados del trabajo académico conjunto realizado entre la Universidad del Quinto y el Ejército Colombiano, a través de la Octava Brigada, la dirección de Gestión de Riesgos de Desastres del Comando de Ingenieros y el Batallón No 5 de Oficiales Profesionales de Acción Integral y Apoyo al Desarrollo, OPAID, frente a lo cual el vicerrector encargado destacó la importancia de trabajar mancomunadamente entre todos los sectores: la comunidad, el Estado y la academia, en favor de la construcción de un cuerpo de conocimiento, que impulse estudios de vulnerabilidad, amenaza y resiliencia, los cuales se traduzcan a su vez en buenas prácticas que permitan la mitigación del efecto de los ineludibles fenómenos naturales. 
 
“Esta fue, sin lugar a dudas, una gran oportunidad para trabajar en las relaciones cívico-militares que permitan enfrentar un problema tan complejo y global como la reducción de riesgos de desastres, un fenómeno frente al cual Colombia no es ajeno”, puntualizó el vicerrector encargado. 
 
Por su parte el coronel Mauricio García Hillon, Jefe de Estado Mayor y segundo comandante de la Octava Brigada, señaló que el cambio en las fuerzas Armadas no es algo nuevo, ni producto del momento que vive el país, de cara a la superación de la confrontación armada, sino un proceso largo y continuado basado en la educación. Según indicó en su discurso de apertura al diplomado, la formación y capacitación en diferentes campos y niveles profesionales de quienes integran el Ejército Nacional ha sido pieza clave para una transformación que conduce a que se llegue con nuevos propósitos y metas de progreso a todo el territorio nacional. 
 
Según el coronel Darío Arango Junca, coordinador de instituciones de educación superior para la Reducción de Riesgos de Desastres de REDULAC, los vínculos con la academia han permitido acciones tan significativas como el apoyo brindado a la hermana república del Ecuador después del sismo de 2016. “En conjunto con la Universidad del Quindío y REDULAC se logró brindar apoyo, no con toneladas de alimento, tan útiles en estas circunstancias, sino con ‘toneladas’ de conocimiento, algo que sin duda será de gran ayuda para el futuro de este país suramericano”.
 
La coordinación académica del diplomado estará a cargo del MsC. y subteniente Luis Carlos Martínez y el MsC. ingeniero Carlos Arturo García, director del programa de Ingeniería Civil, quienes cuentan con el total respaldo de la Vicerrectoría de Extensión y Desarrollo Social y de la decanatura de la facultad de Ingeniería.