Comparte esta publicación

Última modificación: 10/06/2016 12:35 pm

Zonas de Orientación Universitaria ZOU: Alternativas para la prevención y mitigación del consumo

Zonas de Orientación Universitaria ZOU: Alternativas para la prevención y mitigación del consumo
Con los objetivos de reflexionar sobre las implicaciones de instaurar una Zona de Orientación Universitaria  (ZOU), sensibilizar en la perspectiva de reducción del daño y mitigación frente a situaciones asociadas al consumo de drogas y realizar un inventario de los recursos que están presentes dentro del territorio y de la UNIVERSIDAD DEL QUINDÍO, que coadyuven a la implementación de las ZOU, se realizó este jueves 9 de junio en el auditorio de la Biblioteca “Euclides Jaramillo Arango” sendas jornadas con actores y líderes académicos y administrativos.
 
La actividad, organizada por la dirección de Bienestar Universitario y la Vicerrectoría Administrativa contó con la presencia de la educadora comunitaria Susana Fergusson Jaramillo, que cuenta con un importante recorrido en el área de la gestión social de prevención y mitigación del consumo de sustancias psicoactivas en varias regiones a través de la Fundación Procrear y de organismos internacionales como la Unesco.
Durante las jornadas, la doctora Fergusson abordó el “contexto de la política de drogas y desafíos de un nuevo paradigma frente a la guerra contras las drogas”; “la reducción de daños y la salud pública, retos y paradojas”; los “Dispositivos socio técnicos para inclusión social”, acompañados de una charla con los asistentes acerca de las Zonas de Orientación Universitaria como alternativa, el trabajo de construcción colectiva y la construcción de tareas y compromisos.
 
En las horas de la tarde la jornada avanzó con directivos universitarios en una jornada que contó con la participación de vicerrectores y decanos de las siete facultades de la Institución de Educación Superior.
 
A propósito de la estrategia, la experta Fergusson Jaramillo sostuvo: “Para poder avanzar en la búsqueda de soluciones efectivas, tenemos que cambiar algunas de las representaciones y maneras tradicionales de enfrentar el tema del consumo. Los daños están relacionados en las sociedades contemporáneas, con los efectos secundarios que se causan. El tema de drogas ha sido un asunto tan difícil en nuestra sociedad que en los últimos treinta años, la guerra siempre tan presente ha generado todo tipo de sufrimientos.
 
La prevención del daño nace frente a situaciones de convivencia, de relaciones, de usos que generan problemáticas. En 2008 Naciones Unidos aceptó que la guerra contra las drogas habían sido un fracaso y que trajeron muchos más problemas que lo que lograron configurar”, sostuvo y recalcó: “por eso la evolución de la prohibición es como una extensión lógica de esa línea de reducción de daños, la reducción de daños en los últimos tres años se volvió un término políticamente correcto. Se puede hablar de manera espontánea como consumidor, o como pro consumo o no. Las mesas de discusión permiten hablar de que es posible ser con un consumidor funcional, que no se hace daño y comienzan a ´salir del clóset´ figuras elegantísimas como parte de la transición histórica y evolutiva de la sociedad, así como han salido los Lgtbi para configurar sociedades un poco menos hipócritas para enfrentar las cosas con verdad”. “Pero no ¿ese cambio viene hacia dónde? No todos los cambios a veces son buenos. Lo cierto es que la prohibición y la guerra como alternativa están muy cuestionadas. Todavía el paradigma está en la prohibición pero se abre una puerta hacia otras alternativas para enfrentar las problemáticas que se deriven del consumo”, reflexionó la experta.
 
Las Zonas de Orientación Comunitaria ZOU, no son un espacio físico, tienen como ánimo mitigar el riesgo que podría evidenciar el entorno universitario por la aparición de diferentes sustancias psicoactivas, puesto que “en nuestro contexto se evidencia un elevado nivel de exposición a las sustancias psicoactivas con el ingreso a la vida universitaria, donde hay un aumento de los factores de riesgo para el consumo problemático”, sostuvo la psicóloga María Eugenia Manrique, organizadora de la actividad, por tal motivo desde la Política Nacional para la Reducción del Consumo de Sustancias Psicoactivas (S.P.A.) y su Impacto (2007) “se plantean las Zonas de Orientación Universitaria como una estrategia de trabajo en Red desde la inclusión social y participación de los diversos actores en comunidades universitarias para generar espacios de escucha y apoyo ante la creciente demanda de respuestas efectivas basadas en el conocimiento de la realidad, en la evidencia de la investigación y la evaluación sistemática de las acciones”, sostienen los expertos de la estrategia, quienes agregan:  
 
“La apertura de nuevas redes sociales y nuevos conocimientos amerita una observación de las necesidades de apoyo para los jóvenes que recién ingresan a las universidades, tanto para prevenir el consumo, como para mitigar el impacto que éste pueda tener tanto en el desempeño académico como en la vida de los jóvenes en general”.