Comparte esta publicación

Última modificación: 21/06/2017 11:03 am

Acercamiento internacional para pensar en el Bambú Social

Acercamiento internacional para pensar en el Bambú Social
Con el propósito de establecer relaciones estratégicas entre la academia y los entes territoriales extranjeros para ampliar las posibilidades del cultivo del bambú, la Universidad del Quindío recibió la visita de una comitiva de origen brasileño, compuesta por el alcalde de Ibiracu, Eduardo Marozzi Zanotti; el monje prior del Monasterio Zen Morro Da Vargem, Daiju Bitti; y los concejales Weverton Ferreira Tonon y Marcos Barbosa de Souza.
 
El profesor uniquindiano Gerardo Fonthal del Instituto Interdisciplinario de la Ciencia fue el anfitrión encargado de intercambiar conceptos e ilustrar a los visitantes sobre el trabajo que se realiza desde nuestra alma mater en cuanto al desarrollo del cultivo del bambú, que en la actualidad es utilizado de manera eficiente en ingeniería, arquitectura y agricultura.
 
Según el alcalde Marozzi Zanotti, existe un gran interés de parte del ente territorial que regenta en diversificar a largo plazo los ingresos de su región, formada actualmente por pequeños agricultores de café, pero a los que se quiere llamar la atención sobre las múltiples opciones que ofrece la gramínea en distintas áreas del desarrollo.
 
Por su parte, el monje Prior; Daiju Bitti, manifestó que el primer monasterio Zen Budista de Latinoamérica está ubicado en una región de pequeños agricultores dedicados al cultivo del café y a la trabajo pecuario, y en la actualidad están interesados en introducir el bambú no solo como estrategia de contención de las fuentes hídricas sino como un insumo para la ingeniería y la producción industrial.
 
Agregó que “vienen trabajando con la Secretaria de Agricultura del Estado en muchos temas de educación ambiental, por lo cual además de esta, se plantean nuevas visitas para alcanzar relaciones de cooperación que promuevan temas de formación en ese campo del conocimiento”.
“La recuperación por parte de los monjes de áreas degradadas es apenas un ejemplo de cómo en un corto periodo de  tiempo podeos mitigar el impacto antrópico sobre la naturaleza y demostración de que con escasa mano de obra y recursos podemos contribuir con el equilibrio y la sostenibilidad”, concluyó Bitti.
 
Por su parte, el doctor Gerardo Fonthal destacó la presencia en la Universidad del Quindío de la delegación brasileña en cuanto a su interés en desarrollar vínculos académicos y de investigación, porque consideran que nuestra alma mater se encuentra a la vanguardia en temas relacionados con el manejo de la guadua para su posterior industrialización.
 
Mosteiro Zen Morro Da Vargem
Fundado en 1974, en Ibiracu, estado de Espíritu Santo, Brasil, es el primer monasterio budista de América Latina con el objetivo de formar monjes y monjas en la tradición Soto Zen, que en los últimos 43 años ha ganado gran proyección regional y nacional por el vigoroso trabajo en el área ambiental.
 
El monasterio es un polo de educación ambiental y Puesto de Vanguardia de Reserva de la Biosfera. Este tipo de espacios naturales son más que áreas protegidas, puesto que buscan demostrar que sí es posible lograr una relación equilibrada entre el hombre y la naturaleza.
 
En la actualidad, hacen parte de varios proyectos, programas y asociaciones con instituciones gubernamentales y privadas. Adicionalmente, en su programa pionero de educación ambiental participan más de 10.000 estudiantes de escuelas públicas y recibe anualmente unos 30.000 visitantes diferentes intereses y propósitos en cuanto a la conservación y desarrollo sostenible.